Vinagreta de miel y mostaza

Vinagreta de miel y mostaza

Para alegrar una ensalada y darle el toque final podemos usar diferentes aliños. Uno con el que vamos a triunfar es la vinagreta de miel y mostaza que encontrareis en esta receta.

La vinagreta clásica es una emulsión de aceite y vinagre con un poco de sal, normalmente en una proporción de 1 a 3. Es decir, por cada parte de vinagre añadimos tres partes de aceite. Como sabéis, el vinagre no se disuelve en el aceite, pero al removerlos bien conseguimos una mezcla homogénea, que es a lo que llamamos emulsión.

Podemos usarla en muchas ensaladas, como por ejemplo en una ensalada campera.

Como hacer vinagreta de miel y mostaza

CategoríaSalsasDificultadPrincipiante

La receta de vinagreta de miel y mostaza consiste en mezclar los ingredientes en las propociones adecuadas, y ya. Así que no tenéis disculpa para poneros a ello. Además podemos hacer más cantidad de la necesaria para guardarla y utilizarla en más ocasiones.

Vinagreta de miel y mostaza

Preparación5 mins

Ingredientes:

 6 cucharadas de aceite
 1 cucharada de miel
 1 cucharada rasa de mostaza de Dijon
 1 cucharada de vinagre blanco
 Una pizca de sal

Preparación:

1

Este aliño para ensaladas es súper fácil de hacer. Simplemente mezclamos todos los ingredientes en un bol pequeño y removemos hasta que emulsione, que quede una salsa bien integrada.

2

¡Y ya podemos servirla en nuestras ensaladas!

Ingredientes

 6 cucharadas de aceite
 1 cucharada de miel
 1 cucharada rasa de mostaza de Dijon
 1 cucharada de vinagre blanco
 Una pizca de sal

Preparación

1

Este aliño para ensaladas es súper fácil de hacer. Simplemente mezclamos todos los ingredientes en un bol pequeño y removemos hasta que emulsione, que quede una salsa bien integrada.

2

¡Y ya podemos servirla en nuestras ensaladas!

Vinagreta de miel y mostaza

¡A comer!

Como veis, no os llevará mucho tiempo preparar esta vinagreta, y es ideal para acompañar nuestras ensaladas. Lo mejor es preparar cierta cantidad y guardarla a temperatura ambiente en un biberón, para poder servirla con más comodidad.

Al ser una emulsión los ingredientes se pueden asentar cuando pase cierto tiempo, pero simplemente hemos de moverla bien y volverá a su textura normal.

Aunque podemos usar un bol y mezclar los ingredientes con algún utensilio, yo los introduzco en un bote que se puede cerrar herméticamente. De esta manera podemos agitarlo fuerte y nos quedará una mezcla perfecta.

¡Compartelo!

Deja un comentario