Salsa amatriciana

Salsa amatriciana

Y seguimos con salsas italianas, se nota que me encanta la pasta ¿verdad? La salsa amatriciana es como una carbonara, pero con tomate, y con el toque picante que da la cayena. ¡Acordaros de sacarla para que no haya sorpresas!

CategoríaPastaDificultadPrincipiante

Es una receta típica italiana, ideal para acompañar cualquier tipo de pasta, sencilla de realizar aunque para que quede perfecta tenemos que dedicarle algo de tiempo.

Salsa amatriciana

Preparación10 minsCocción1 hrTotal1 hr 10 mins

 Media cebolla grande, o una mediana
 300 gr. de tomate cortado en daditos
 100 gr. de bacon
 Una cayena
 Aceite
 Pimienta negra
 Sal

1

Primero preparamos los ingredientes. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana, y el bacon en taquitos. Si usais del que ya viene en tiras también lo cortamos en taquitos.
Pelamos y despepitamos el tomate y lo cortamos en daditos; y si es de lata y ya viene así, algo que nos ahorramos.

2

Ponemos un poquito de aceite en una sartén, muy muy poquito, unas gotitas nada más ya que el bacon va a soltar grasa. Lo cocinamos a fuego lento hasta que suelte toda la grasa.

3

Añadimos la cebolla y la cocinamos a fuego lento hasta que esté transparente; serán unos 10-12 minutos más o menos.

4

Añadimos el tomate, la cayena, bastante pimienta y un poco de sal. Mezclamos bien y cocinamos durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

5

Cuando tenemos la salsa bien integrada probamos de sal y corregimos si hace falta. Si veis que el tomate queda algo ácido le podéis echar un poco de azúcar.

6

¡Listo! Preparamos la pasta y ¡a comer!

Ingredientes

 Media cebolla grande, o una mediana
 300 gr. de tomate cortado en daditos
 100 gr. de bacon
 Una cayena
 Aceite
 Pimienta negra
 Sal

Preparación

1

Primero preparamos los ingredientes. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana, y el bacon en taquitos. Si usais del que ya viene en tiras también lo cortamos en taquitos.
Pelamos y despepitamos el tomate y lo cortamos en daditos; y si es de lata y ya viene así, algo que nos ahorramos.

2

Ponemos un poquito de aceite en una sartén, muy muy poquito, unas gotitas nada más ya que el bacon va a soltar grasa. Lo cocinamos a fuego lento hasta que suelte toda la grasa.

3

Añadimos la cebolla y la cocinamos a fuego lento hasta que esté transparente; serán unos 10-12 minutos más o menos.

4

Añadimos el tomate, la cayena, bastante pimienta y un poco de sal. Mezclamos bien y cocinamos durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

5

Cuando tenemos la salsa bien integrada probamos de sal y corregimos si hace falta. Si veis que el tomate queda algo ácido le podéis echar un poco de azúcar.

6

¡Listo! Preparamos la pasta y ¡a comer!

Salsa amatriciana
¡Compartelo!

Deja un comentario