Pollo al curry, un plato hindú

Pollo al curry

Hace poco estuve en un restaurante donde hacían platos con inspiración hindú, aunque no era un restaurante hindú. Como me encanta el curry probé un pollo al curry que estaba espectacular, así que no pude menos que preparar algo parecido en casa. El resultado fue más que bueno, así que aquí os lo traigo.

Especias y más especias

Curry, comino, cúrcuma, cayena… son las especias que podéis encontrar en esta receta de pollo al curry. Son todas sencillas de encontrar en vuestro supermercado habitual. Yo tenía cayenas enteras, así que fueron unas cuantas al molinillo y ya dejé un poco reservado para otros usos. Si la moleís os recomiendo resistiros a la tentación de llevar los dedos a la boca después de tocar la cayena, ¿o ya es tarde para avisar?

Ojito con la cayena, ya sabéis que aunque vaya entera le aporta bastante picante al plato; si va molida obviamente no la vamos a retirar y es muy fácil pasarse. Podemos pasar de un plato soso a un plato incomible sin darnos cuenta.

Un ingrediente que vais a encontrar aquí (que no es una especia) es la leche de coco. Su nombre ya indica lo que es, y la usaremos para suavizar e integrar los sabores del plato. Para hacer este pollo al curry podríamos usar nata o yogur que variarían un poco la textura y el sabor. Si probáis con yogur que sea natural y sin azúcar, que nos conocemos…

Un basmati para acompañar

Como guarnición para este pollo al curry lo ideal es usar arroz, y si lo tenemos a mano un basmati. Es un arroz de grano largo que se cultiva en la India y Pakistán con un aroma muy característico.

Aunque hablaré de ello más adelante, es recomendable lavarlo antes de cocinarlo para quitarle el almidón y que quede más suelto. Lo dejamos 20 minutos en agua fría, y luego lo ponemos en un colador. Volvemos a ponerlo en agua, la retiramos con el colador, y así hasta que el agua salga limpia. Para cocerlo usamos 2 1/2 partes de agua por una de arroz, durante unos 13 minutos si lo hemos dejado en remojo al principio.

La receta de pollo al curry

La base de esta receta son las especias, es lo que le da el sabor, color y aroma al plato. La leche de coco integra y suaviza los sabores, y podéis aumentar la cantidad si queréis una salsa más suave y más líquida. Os aseguro que el resultado es espectacular y conseguiréis ese efecto wow! cuando lo probéis. ¿Nos vamos a la cocina?

CategoríaCarnesDificultadPrincipiante

La base de esta receta son las especias, es lo que le da el sabor, color y aroma al plato. La leche de coco integra y suaviza los sabores, y podéis aumentar la cantidad si queréis una salsa más suave y más líquida. Os aseguro que el resultado es espectacular y conseguiréis ese efecto wow! cuando lo probéis. ¿Nos vamos a la cocina?

Pollo al curry

Preparación10 minsCocción30 minsTotal40 mins

Ingredientes:

 2 pechugas de pollo
 1 diente de ajo
 ½ cucharadita de gengibre en polvo
 1 cebolla mediana
 1 tomate grande
 250 ml leche de coco
 1 cucharada de curry en polvo
 1 cucharadita de comino
 1 cucharadita de cúrcuma
 Una cayena molida
 Sal
 Pimienta

Preparación:

1

Empezamos limpiando y cortando en taquitos las pechugas de pollo.

2

Limpiamos, pelamos y quitamos las pepitas al tomate; lo trituramos, podemos hacerlo con el robot pero intentamos que no se convierta en zumo de tomate. Que quede una textura más bien espesa.

3

Pelamos y picamos finamente la cebolla y el ajo.

4

Con todos los ingredientes preparados, ponemos en una sartén un poco de aceite. Cuando esté caliente incorporamos la cebolla y el ajo y cocinamos durante unos 10 minutos, hasta que la cebolla empiece a transparentar.

5

Añadimos el tomate y las especias (jengibre, curry, comino, cúrcuma, pimienta, cayena y una pizca de sal); rehogamos durante 2 minutos.
Ojo con la cayena, es lo que dará el toque picante al plato. Es mejor empezar con poco, probar y luego añadimos más si queremos. Si nos pasamos es difícil de arreglar.

6

Salpimentamos el pollo y lo añadimos a la sartén, cocinando hasta que se dore.

7

Cubrimos con la leche de coco mezclando bien, rectificamos de sal y cocinamos a fuego medio de 12 a 15 minutos, hasta que espese.

Ingredientes

 2 pechugas de pollo
 1 diente de ajo
 ½ cucharadita de gengibre en polvo
 1 cebolla mediana
 1 tomate grande
 250 ml leche de coco
 1 cucharada de curry en polvo
 1 cucharadita de comino
 1 cucharadita de cúrcuma
 Una cayena molida
 Sal
 Pimienta

Preparación

1

Empezamos limpiando y cortando en taquitos las pechugas de pollo.

2

Limpiamos, pelamos y quitamos las pepitas al tomate; lo trituramos, podemos hacerlo con el robot pero intentamos que no se convierta en zumo de tomate. Que quede una textura más bien espesa.

3

Pelamos y picamos finamente la cebolla y el ajo.

4

Con todos los ingredientes preparados, ponemos en una sartén un poco de aceite. Cuando esté caliente incorporamos la cebolla y el ajo y cocinamos durante unos 10 minutos, hasta que la cebolla empiece a transparentar.

5

Añadimos el tomate y las especias (jengibre, curry, comino, cúrcuma, pimienta, cayena y una pizca de sal); rehogamos durante 2 minutos.
Ojo con la cayena, es lo que dará el toque picante al plato. Es mejor empezar con poco, probar y luego añadimos más si queremos. Si nos pasamos es difícil de arreglar.

6

Salpimentamos el pollo y lo añadimos a la sartén, cocinando hasta que se dore.

7

Cubrimos con la leche de coco mezclando bien, rectificamos de sal y cocinamos a fuego medio de 12 a 15 minutos, hasta que espese.

Pollo al curry

¿Qué más podemos hacer con curry?

En Cocina de Supervivencia ya os he traído otras recetas que incorporan curry entre sus ingredientes. Si queréis arroz con pollo al curry, pero elaborado de forma más tradicional, tenéis la receta aquí. También combina muy bien con las zanahorias, como en esta receta de crema de zanahorias al curry.

¡Compartelo!

Deja un comentario