Galletas de limón craqueladas

Galletas de limón

Vaya temporada de postres llevamos, las últimas entradas fueron unas galletas de Nutella y un flan de queso, y ahora estas galletas de limón. Es lo que pasa cuando uno es goloso.

Estas galletas de limón fueron una elaboración “a petición”, y yo, que si son dulces, no sé decir que no… Aunque tengo la negra con las recetas de repostería que llevan limón, en esta ocasión el resultado fue más que satisfactorio, sobre todo dada la sencillez de la receta.

CategoríaPostresDificultadPrincipiante

Como vais a ver, la receta consiste en mezclar los ingredientes y hacer bolitas que luego hornearemos. A pesar de su sencillez el resultado es impecable, y tienen un intenso sabor a limón. Y sobre todo, las podemos tener listas en menos de una hora para sorprender a los colegas en el café.

Galletas de limón

Preparación20 minsCocción20 minsTotal40 mins

 1 huevo
 100 grs azúcar
 100 ml aceite de girasol
 1 cucharadita de levadura
 Ralladura de un limón
 Zumo de medio limón
 300 grs harina
 100 grs azúcar glass

1

Como siempre, vamos precalentando el horno a 180º y en una bandeja ponemos papel de horno. Una bandeja de horno, no la de plástico con la que llevamos los cubatas a la mesa.

2

Empezamos dejando preparado el limón. Primero lo rallamos y reservamos, y con la mitad hacemos zumo que también reservamos.
En un bol pequeño dejamos tamizada la harina con la levadura.

3

En otro bol más grande ponemos el huevo, el azúcar, el aceite de girasol, la ralladura de limón y el zumo. Con la batidora lo mezclamos bien.

4

Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos bien. Va a quedar una masa densa, así que seguramente nos toque terminar mezclando con las manos. Ya sabeis, que no queden grumos de harina...

5

En un recipiente pequeño ponemos en azúcar glass. Vamos cogiendo porciones de masa con las manos, más o menos del tamaño de una nuez, y hacemos bolitas con ella.
Pasamos las bolitas por el azúcar glass hasta que queden cubiertas uniformemente, y las vamos colocando sobre la bandeja.
Con otras recetas de galletas nos pasa que luego esas bolitas se chafan solas durante el horneado. Con estas galletas eso es algo que casi no ocurre, así que aunque hay que dejar algo de separación entre ellas en la bandeja, no tendremos que preocuparnos de que se fusionen unas con otras.

6

¡Al horno! Las dejamos unos 20 minutos y cuando estén listas las dejamos reposar sobre la bandeja unos 5 minutos, y luego las traspasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Ingredientes

 1 huevo
 100 grs azúcar
 100 ml aceite de girasol
 1 cucharadita de levadura
 Ralladura de un limón
 Zumo de medio limón
 300 grs harina
 100 grs azúcar glass

Preparación

1

Como siempre, vamos precalentando el horno a 180º y en una bandeja ponemos papel de horno. Una bandeja de horno, no la de plástico con la que llevamos los cubatas a la mesa.

2

Empezamos dejando preparado el limón. Primero lo rallamos y reservamos, y con la mitad hacemos zumo que también reservamos.
En un bol pequeño dejamos tamizada la harina con la levadura.

3

En otro bol más grande ponemos el huevo, el azúcar, el aceite de girasol, la ralladura de limón y el zumo. Con la batidora lo mezclamos bien.

4

Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos bien. Va a quedar una masa densa, así que seguramente nos toque terminar mezclando con las manos. Ya sabeis, que no queden grumos de harina...

5

En un recipiente pequeño ponemos en azúcar glass. Vamos cogiendo porciones de masa con las manos, más o menos del tamaño de una nuez, y hacemos bolitas con ella.
Pasamos las bolitas por el azúcar glass hasta que queden cubiertas uniformemente, y las vamos colocando sobre la bandeja.
Con otras recetas de galletas nos pasa que luego esas bolitas se chafan solas durante el horneado. Con estas galletas eso es algo que casi no ocurre, así que aunque hay que dejar algo de separación entre ellas en la bandeja, no tendremos que preocuparnos de que se fusionen unas con otras.

6

¡Al horno! Las dejamos unos 20 minutos y cuando estén listas las dejamos reposar sobre la bandeja unos 5 minutos, y luego las traspasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Galletas de limón

Si queremos complicarnos un poco más, en ¿Qué hay de postre? podéis encontrar las galletas con chips de chocolate.

¡Compartelo!

Deja un comentario