Crema de calabacín

Crema de calabacín

La crema de calabacín es un plato muy sencillo de preparar y realmente delicioso. En media horita podemos tenerla lista para comer, y de ese tiempo 20 minutos son de cocción de las verduras, que podemos aprovechar para cualquier otra actividad. Tiene un bajo contenido calórico ya que esencialmente se compone de calabacines, así que si, como yo, te cuidas, entonces es el plato ideal. He visto diferentes formas de prepararla, pero os voy a presentar la que he hecho yo para cenar hoy.

Calabacines

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 2 calabacines medianos.
  • 1 patata mediana.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla pequeña (o media cebolla mediana).
  • 500 ml. de agua.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta negra según preferencias.

Preparación

  1. Picamos y reservamos la cebolla y el diente de ajo.
  2. Cortamos la patata y los calabacines (con o sin piel, según preferencias) en dados.
  3. Calentamos el aceite en una cazuela y, a fuego medio, rehogamos el ajo y las cebollas.
  4. Añadimos el calabacín y la patata con el agua, y salamos al gusto. El agua debe quedar a ras del contenido de la cazuela; si queda por debajo del nivel de las verduras nos quedará más espesa, si lo supera quedará más líquida.
  5. Dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos.
  6. Una vez terminada la cocción, ponemos todo el contenido de la cazuela (sin escurrir el agua) en otro recipiente donde batiremos con la batidora hasta que quede una crema homogénea. Si queda una mezcla demasiado espesa podemos añadir agua, pero si queda demasiado líquida es que había pocas verduras para el agua.
  7. Probamos, rectificamos de sal si lo vemos necesario, añadimos la pimienta, batimos para que se mezcle bien, y volvemos a probar y añadimos sal y pimienta si vemos que es necesario. Esto ya depende del gusto de cada uno.
  8. ¡A comer! Servimos la crema caliente, con unos picatostes o un chorrito de nata, o simplemente tal cual. ¡Es deliciosa!

Crema de calabacín

Consejos

Como normalmente cocino para uno (o sea, para mi) con estos ingredientes me sale bastante cantidad que no me como de una vez. Lo normal es que guardándola en la nevera sobre para el día siguiente, y lo que quede se puede congelar en un tupper para otra ocasión.

Al descongelarla tiene tendencia a quedar espesa y un residuo de agua en el recipiente. Basta con mezclarlo todo bien, calentarlo en el microondas, y volver a remover. No es igual que recién hecha, pero sigue estando muy buena.

He hecho muchas veces otra versión de esta receta con quesitos, que sale muy buena también. La única diferencia es que a la hora de batir se añaden uno o dos quesitos, para el resto se actuaría de la misma manera.

Ese precioso color verde moteado es debido a que no hemos pelado los calabacines. Si los pelamos quedaría una crema de un color más claro.

¡Compartelo!

One Reply to “Crema de calabacín”

  1. […] crudos, podemos hacer multitud de recetas con ellos, como en tortilla o las siempre deliciosas cremas de calabacín. Pero también lo podemos usar en repostería, con lo que tendremos una forma divertida y […]

Deja un comentario