Bizcocho de calabaza

¡Verduras! ¿Dónde se ha visto que se pueda combinar un dulce con verduras? Vaya, pues… con un bizcocho de calabaza, claro. ¿Y por qué alguien querría hacer un bizcocho con calabaza? En mi caso fue por una calabaza que vi en el super con la que hacer una crema, pero claro, luego sobró la mitad. ¿Qué hacemos con ella? Un bizcocho. La forma ideal de que los niños coman verdura.

Dejándonos de historietas, se trata de un bizcocho con una textura interesante y delicioso (como todo lo que lleva azúcar, para qué engañarnos…) La receta que os presento admitiría algún otro vegetal, como la zanahoria, pero hasta que no lo pruebe prefiero no hacer sugerencias.

Ingredientes (para unas 8 a 12 personas)

  • 300 gr. de calabaza limpiña, sin piel ni pepitas.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 300 gr. de harina de trigo.
  • 100 gr. de mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 12 gr. de levadura.
  • 5 gr. de canela (una cucharadita)

Preparación

  1. Ponemos el horno a precalentar a 170º.
  2. Engrasamos y enharinamos un molde redondo de unos 23 cm.
  3. Fundimos la mantequilla y dejamos que se temple.
  4. Pelamos y “despepitamos” la calabaza, dejando esos 300 gr. de calabaza limpia.
  5. Hacemos un puré con la calabaza, rallándolo primero y luego pasándola por la batidora, pero sin llegar a convertirla en zumo. La textura que nos interesa es un poco grumosa.
  6. En un bol batimos los huevos con las varillas durante 2 minutos, añadimos el azúcar y batimos otros 2 minutos.
  7. En otro bol mezclamos la harina tamizada con la levadura y la canela.
  8. Añadimos a la mezcla anterior (por este orden): la mantequilla templada, el puré de calabaza y los huevos batidos con el azúcar. Mezclamos con las varillas hasta que quede una mezcla homogénea.
  9. Añadimos la mezcla al molde y horneamos a 170º durante 50 minutos, comprobando con un palito que salga limpio. Si no, lo dejamos unos minutos más y vamos comprobando hasta que salga limpio.

Consejos

Como comenté en el paso 5, cuidado con excederse con la batidora, la calabaza ha de quedar espesa pero sin soltar demasiado líquido. Si esto pasara, el bizcocho no subiría y quedaría demasiado húmedo.

¡Compartelo!

Deja un comentario